Hablemos fisnamente
           Buenos días a todos,             Después   de   visualizar   como   una   señora   maltrataba   de   la   peor   manera posible    al    diccionario    de    la    Real   Academia    de    la    Lengua    Española,    he decidido   echarles   una   mano   e   intentar   conducir   a   esas   pobres   almas   por   el camino de la correcta pronunciación.                   Por   ejemplo,   a   todos   aquellos   que   dicen...”me   se   ha   caído...”   les aplicaría   la   formula   de   que   la   semana   va   antes   que   el   mes   por   lo   que correctamente se dice...” se me ha caído”...             Después   los   hay   que   también   dicen   “nesecito”,   en   lugar   del   correcto “necesito”,   aunque   esto   último   me   lo   han   contado,   ya   que   ha   mí   no   se   me   ha cruzado ninguno aún.                             Como    no,    están    los    que    dicen    “energóminos”    en    lugar    de “energúmenos”,   parece   ser   que   tienen   la   necesidad   de   hacerse   daño   en   la boca.                   También   los   hay   que   debido   a   su   adaptación   al   valenciano   se   les   escapa que   van   a   la   “pescateria”,   ¿a   qué?   ¿a   comprar   pescato?   porque   desde   luego hay   que   volver   a   coserse   las   orejas   después   de   escuchar   algo   así,   y   es   que   la indiosincrásia   de   la   gente   hace   que   tenga   que   quedarme   iscosciente   en   el suelo y que me tenga que recuperar con varios cafeses y pecsis.                En   fin,   voy   a   cenar   con   mi   amigo   Grabriel   que   el   probre   está   a   base   de crocretas desde hace dos días, espero que la picsa le siente mejor.                Menos   mal   que   yo   hablo   correstamente   y   de   manera   muy   fisna,   porque   si no sería capaz de taparme la boca con esparatrapo.       Hasta luego.   Todos los derechos son propiedad del  autor de este artículo.
Volver Volver